El plazo de la reforma integral de una casa es siempre una gran incógnita. Depende de qué amigos y familiares te cuenten su experiencia o a qué profesionales consultes te dirán un tiempo u otro. Pero reformar una casa debe implicar una planificación temporal ajustada al proyecto y con una agenda muy clara que organice a los profesionales en cada trabajo y durante un tiempo determinado.

Si estás pensando en comprar una casa y remodelarla a tu gusto pero la reforma integral te tira para atrás, debes confiar en un profesional. En Edify, gestionamos toda la reforma para que el proceso cumpla tus expectativas, en tiempo y forma, y además puedas hacer el seguimiento sin ningún tipo de estrés.

Entre 3 y 7 meses puede durar una reforma integral de una casa de 70 a 120 m². Los factores que influyen en los plazos suelen ser los siguientes: el proyecto que se va realizar y los profesionales que se necesitan; los metros cuadrados de la casa y su estado inicial; los materiales y proveedores; y los permisos para llevar a cabo la obra.

El proyecto que se va a realizar es determinante. Si por ejemplo se tira abajo toda una cocina y un baño llevará más tiempo que si sólo se cambia el mobiliario. La reestructuración de toda la cocina y el baño (tuberías, baldosas de pared y suelo, instalación de bañera, lavabo, muebles, etc.), puede costar de 2 semanas a un mes.  

Tirar tabiques para ampliar las habitaciones o cambiarlas de distribución también lleva al menos una semana. Hay personas que además deciden crear habitaciones nuevas y esto cuesta más tiempo.

Todas estas obras requieren la coordinación de varios profesionales: albañiles, carpinteros, fontaneros, electricistas, etc. La planificación depende de su disponibilidad y sus plazos. Algunos pueden trabajar a la vez en diferentes estancias para aprovechar el tiempo, en cambio, otras tareas no se pueden solapar. Puedes confiar en Edify para esta laboriosa organización y así sólo te ocuparás de seguir el progreso de los trabajos.

Otro factor relevante son los metros cuadrados y el estado inicial de la casa ya que no cuesta igual reformar una superficie de 75 m² que en una de 120 m². Además, si el inmueble tiene algún problema estructural, el plazo será mayor.
Los proveedores y materiales son también importantes. Por ejemplo, si escoges unas baldosas que están en stock es más rápido que si se tienen que encargar y esperar el plazo de entrega.

Los permisos para llevar a cabo la obra, los hemos dejado para el final pero en ocasiones es la primera tarea ya que sin ellos muchas veces no se puede comenzar. En Edify te asesoramos y ayudamos en esta gestión, quitándote este quebradero de cabeza.

En conclusión, la planificación es vital para minimizar el tiempo de la reforma y maximizar los recursos humanos y materiales. En Edify nos comprometemos a cumplir tanto los plazos de cada trabajo como el de la finalización de la reforma integral.