Solicitar una hipoteca es algo complicado teniendo en cuenta la cantidad de cláusulas y
gastos que conlleva. Además, una duda muy frecuente que surge a los compradores
es: ¿quién debe acarrear con los gastos de la hipoteca?

Desde que entró en vigor la nueva Ley Hipotecaria en 2019, los gastos de la hipoteca los deben asumir las entidades bancarias. Mientras que el comprador paga los gastos derivados de la compra venta.

Gastos hipotecarios a cargo del banco

Estos son exactamente los gastos que debe abonar el banco al gestionar la hipoteca. Se trata de los gastos de notaría y gestoría relacionada con la hipoteca; del registro de la propiedad relacionada con la hipoteca, y los impuestos IAJD.

Vamos a ver en qué consiste cada uno de estos gastos que abona la entidad bancaria:

  • Gastos de la notaría. El notario es quién da fe de la formalización del préstamo
    hipotecario
    a través de escritura pública y hay que pagar sus servicios. Es el banco quien debe hacerlo. El coste de este gasto está regulado y habitualmente se encuentra entre el 0,3% y el 0,5% de la responsabilidad de la hipoteca. Además, a esto habrá que sumar el coste de las copias expedidas para el banco y el cliente. La entidad bancaria paga los aranceles y su copia. La copia del cliente se la debe pagar él mismo.
  • Gastos de gestoría. Este gasto se corresponde con el acto de inscribir la escritura de la vivienda en el Registro de la Propiedad, con sus correspondientes impuestos.
  • Registro de la inscripción hipotecaria. Se debe registrar el préstamo hipotecario, lo que conlleva un gasto. Está regulado entre el 0.1% y el 0.3% de la responsabilidad de la hipoteca.
  • Impuestos sobre actos jurídicos documentados (IAJD). Es uno de los gastos más comentados derivados de las hipotecas, el impuesto. Puede tener un coste de entre el 0,5% y el 0,5% de la responsabilidad hipotecaria en función de la comunidad autónoma. Desde noviembre de 2018 corre a cargo del banco por Ley.

Gastos hipotecarios a cargo del comprador

El comprador, por su parte, debe asumir estos gastos de la compra venta:

  • Gastos de la notaría en la operación de compra venta.
  • Inscripción registral en la operación de compra venta.
  • Gestoría en la operación de compra venta.
  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y el Impuesto sobre el Valor Añadido
    (IVA)
    . Estos impuestos suponen los gastos más importantes. Si se trata de la primera
    transmisión, esta estará sujeta a IVA (10% o 21%, dependiendo del tipo de inmueble). En el
    caso de que se trate de una segunda transmisión o posterior, la operación estará sujeta al
    ITP que el adquirente deberá de liquidar al tipo del 8% o 10% del valor del inmueble,
    dependiendo de la comunidad autónoma.

El comprador también tiene que abonar los gastos de tasación, según la Ley de Crédito Hipotecario aunque algunas entidades bancarias deciden asumir este gasto voluntariamente para ofrecer una oferta más atractiva frente a la competencia.

Además, el banco con el que firmes tu hipoteca podrá ofrecerte productos como la vinculación de la nómina, seguros del hogar, de vida o planes de pensiones a cambio de un interés hipotecario menor u otras llamadas bonificaciones. Pero todo ello, según la nueva ley hipotecaria, son ofertas que te hace el banco y que en ningún caso te pueden obligar a firmar a cambio de obtener tu hipoteca.

Ahora que ya sabes quién debe hacerse cargo de los gastos derivados de la hipoteca y conoces un poco más sobre los requisitos para solicitar una hipoteca, puede que te hayamos dado un empujón en tu decisión de comprar una casa. Pero si lo que necesitas es asesoramiento, consulta con Edify, te ampliaremos la información y te ayudaremos en todo el proceso de compra.