La evolución tecnológica de la era digital ha cambiado y transformado los procesos de comunicación y trabajo en la economía y sociedad en general, sin olvidarnos del sector Real Estate, una de las industrias más importantes en cualquier país, y una de las inversiones más rentables y la fórmula de ahorro más común en el nuestro.

La única forma que a día de hoy existe de llegar al consumidor para las empresas es adaptándose a sus necesidades y solucionando sus problemas.

En nuestra sociedad destaca la tendencia a la digitalización y la falta de tiempo físico para este tipo de procesos, por lo que el sector ha vivido esta metamorfosis hacia la transformación digital.

El proptech en España ha evolucionado mucho desde sus inicios. Cada año aparecen más startups con propuestas prometedoras en el sector inmobiliario, desde agencias inmobiliarias online hasta plataformas transaccionales, lo que hace que el sector se esté viendo revolucionado. Y es que el negocio proptech no solamente se centra en la compraventa de viviendas, sino que también en el big data, la realidad virtual o la inteligencia artificial, permitiendo que en el sector inmobiliario se innove con ideas revolucionarias que ofrecen productos hace diez años inimaginables y anclados a la tradición. 

Dentro de esta revolución tecnológica, Edify identificó la mutación de la demanda de viviendas por parte de particulares hacia la demanda de inversión profesional, y a raíz de esto decidimos enfocar nuestro desarrollo tecnológico en crear una herramienta online que servirá como brazo operativo de todos esos inversores que necesitan entender las oportunidades y optimizar el tiempo a través de tecnología.

El concepto Proptech nace en el año 2014 y se declara como el futuro del sector inmobiliario, haciendo referencia a toda empresa que emplea a la tecnología para refinar, mejorar o reinventar cualquier servicio dentro del sector inmobiliario, con el fin de aportar valor a este mercado cada vez más afianzado. Este término busca revolucionar el mundo inmobiliario, adaptándolo a la digitalización, ya que es un sector clásico.

A  raíz de la pandemia, la tecnología es la protagonista de nuestro día a día, y las proptech crecieron un 8% en España en 2021, haciendo visible la necesidad de evolución del sector inmobiliario. Por lo que el desarrollo tecnológico del sector ha conseguido abrir un camino sin retorno hacia soluciones cada vez más ágiles y valiosas para cumplir las expectativas del mercado, impactando directamente en factores clave para estos como el tiempo, costes o seguridad. 

Además de esta modernización de los procesos del sector, el Proptech consigue generar una industria inmobiliaria más rica en información y datos, usando el Big Data como herramienta en todo el ciclo de vida de Real Estate. El último estudio realizado por el colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) sitúa a España en la segunda posición en cuanto a mayor inversión de proptech inmobiliarios a nivel mundial. En el periodo 2020-2021, se invirtió en España un total de 824 millones de euros.

A día de hoy, en protpech destacan los portales Marketplaces orientados al comprador, que se enfocan en la búsqueda y compra de inmuebles, sin embargo este producto requiere aún de la experiencia de un agente inmobiliario por parte de los compradores, por lo que el papel del agente tradicional ha sufrido un cambio en sus técnicas y protocolos, convirtiéndose en asesores e intermediarios inmobiliarios con experiencia y conocimiento en el sector. 

El sector proptech comenzó alrededor de los años 90, cuando se construyeron las primeras aplicaciones de software enfocadas al real estate. Pero fue alrededor de 2007 cuando estas propuestas empezaron a ofrecer una experiencia de usuario única. 

En cuanto al sector de venta de inmuebles, las primeras tomas de contacto con el sector online se hicieron en el año 2005 a través de YouTube, consiguiendo que las inmobiliarias pioneras en aquel momento subieran sus vídeos y enlazaran a sus páginas web. 

La transformación digital en el sector inmobiliario ha tardado en materializarse porque la industria no sentía la necesidad de evolución hacia la creación de aplicaciones o plataformas, pero Proptech nace en un momento donde las personas cada vez son más dependientes de la tecnología, por lo que consigue transformar la interacción de los usuarios con el sector inmobiliario, acercándoles a su uso de una manera más sencilla y generando un uso continuo de este sector, frente al ocasional que se daba antes de este giro tecnológico del sector. El potencial del sector es tan alto como en otros más avanzados como puede ser el financiero o fintech. 

Desde Edify creamos nuestra herramienta tratando de brindar una solución a todos aquellos usuarios inversores que necesiten unificar los datos de rentabilidad y oferta del mercado. Y es que los usuarios de la plataforma confían en que los datos que les damos vienen de Big data, por lo que es un proceso mucho más transparente que con agentes inmobiliarios que puedan maquillar sus datos. Con esto pueden tomar decisiones objetivamente. 

“El paso de lo tradicional a lo tecnológico es una exigencia del propio mercado y no un cambio impuesto por las empresas”.

Los actuales clientes buscan soluciones a golpe de click, ya que  están inmersos en el mundo tecnológico en su día a día, para evitar burocracia, papel y colas en horarios laborales. Por este motivo  el paso de lo tradicional a lo tecnológico es una exigencia del propio mercado y no un cambio impuesto por las empresas. Con esto las nuevas generaciones completamente nativos digitales, serán usuarios satisfechos y activos del producto .

Por ejemplo,  hace unos años ver, a través de unas gafas de realidad virtual, cómo será el piso que vas a comprar, era algo impensable, a día de hoy inmobiliarias y constructoras pueden ofrecer viviendas de manera ágil, dinámica y tecnológica, evitando desplazamientos. 

En definitiva, la evolución del sector Proptech viene marcada por el desarrollo de los modelos existentes, con la digitalización como premisa  y la innovación constante de cara al usuario para captar nuevos clientes y proporcionarles lo que necesitan. Como ejemplos, en Edify hacemos uso de Big Data para poder modelar con precisión los precios de la posible reforma o la rentabilidad alcanzable en diferentes inmuebles con diferentes modelos de alquiler. 

Gracias a las proptech, a día de hoy se puede caracterizar el sector inmobiliario como tecnológico, internacional, dinámico, profesional, industrializado y centrado en la satisfacción del cliente. Resultando una industria competitiva y sostenible que aporta valor a sus clientes.

Aún es pronto para confirmar si el crecimiento exponencial del sector Proptech continuará así, pero lo cierto es que muchas de las innovaciones de esta última década se han vuelto indispensables para todos los agentes involucrados en el Real Estate, por lo que hablamos de un mercado optimista de cara su futuro y evolución.