¿Es posible convertir un local/bajo en vivienda y ponerlo en alquiler?

Esto mismo se preguntaron en los años 50 los pioneros de esta técnica en la ciudad de Nueva York, donde artistas y bohemios comenzaron con esta práctica en barrios como el conocido Soho. 

Con esta práctica comprobaron el ahorro y capacidad de personalización de sus espacios para habitar.

A día de hoy, convertir un local en vivienda se trata de una alternativa “low cost” a la compra y reforma de una vivienda convencional. 

“La inversión en locales supone un gran ahorro a la hora de acceder a una propiedad, y una mucho mayor rentabilidad frente a la compra tradicional”. 

¿Qué nos ha llevado a esta práctica? 

Se trata de una alternativa en alza como consecuencia a las secuelas de la crisis económica de 2008, la pandemia,  la subida de los tipos de interés, el aumento en el precio medio del alquiler de hasta el 38%, como referimos en nuestro post anterior, y el descarado aumento de precio en la vivienda. 

El cóctel formado por todos los factores que mencionamos ha desencadenado que desde Edify cada vez más atendamos a este método, que se está poniendo en práctica tanto para uso particular, como para inversión con el fin vender o alquilar, ya que supone un gran ahorro a la hora de acceder a una propiedad, y una mucho mayor rentabilidad frente a la compra tradicional. 

Para que nos entiendas;

Si una vivienda tradicional ofrece una media del 6% de rentabilidad anual en alquiler de larga estancia, un local comercial reformado puede ofrecer una media del 10% anual.

Además del ahorro, otra de las razones que nos llevan a ofrecer locales a nuestros compradores viene dada de la demanda de espacios abiertos y diáfanos para vivir. Estos parámetros se consiguen sin problema en los locales  que se transforman en viviendas tipo loft. Por lo que el bajo pasa a convertirse en un espacio abierto, con más metros útiles, mayor entrada de luz natural, mejor ventilación natural y mayor libertad de movimiento para el inquilino. 

Ligada al ahorro, aparece la posibilidad que vive el comprador de diseñar la vivienda como si de un lienzo en blanco se tratara. Teniendo en cuenta sus necesidades e ilusiones, esto en una compra tradicional no es tan habitual ya que el precio es mucho mayor y por lo tanto el presupuesto restante para la reforma es menor.  

Asimismo,  la demanda de locales como vivienda ha incrementado como consecuencia de la tranquilidad que aporta a la hora de vivir, ya que no hay vecinos cerca. Característica que también escuchamos mucho cuando preguntamos sobre los requisitos que tendría su “vivienda ideal” a nuestros clientes. 

Finalmente, la alta disponibilidad de locales comerciales vacíos como efecto del COVID-19 y la digitalización de las empresas con el e-commerce como método de compra, ha hecho más atractiva la alternativa de convertir un bajo en vivienda, adaptando la oferta a las nuevas tendencias del mercado inmobiliario. 

La transformación de estos bajos conlleva una serie de trámites administrativos, ya que originalmente no cuentan con las condiciones necesarias de habitabilidad, salubridad y uso como casa familiar.

En Edify somos expertos en la inversiones de este tipo, ya que forman parte de una de las prácticas más demandadas por nuestros clientes.

En caso de no realizar dichos trámites aparecerán algunos obstáculos, como la incapacidad de empadronarte en el bajo, menor valor de tasación de cara a la solicitud de hipoteca,  imposibilidad de alquiler como vivienda a terceros y por supuesto multas en caso de que se descubra que se usa como vivienda. 

Te vamos a explicar todo el proceso, pero lo mejor es que cuentes con nuestra ayuda para evitar problemas futuros. 

Antes y después de la compra

Antes de comprar el local nos encargamos de: 

  • Confirmar con ayuda del Plan Urbanístico que el local se encuentra bajo el límite urbano del municipio al que corresponde y que el municipio no supera la limitación de viviendas por hectárea establecida.
  • Asegurar que es un espacio válido para convertirse en vivienda. Contaremos con un arquitecto de nuestro equipo para realizar un estudio de viabilidad en base al Código Técnico de la Edificación y la normativa urbanística correspondiente. 
  • Solicitar al Ayuntamiento correspondiente la resolución por escrito sobre la posibilidad de cambio de uso. El trámite se demora entre 15-30 días.
  • Contactar con la propia comunidad de vecinos implicada y confirmar su aprobación para la transformación del bajo. Este paso es necesario para evitar problemas posteriores.
  • Redactar el proyecto técnico en base al  Código Técnico de la Edificación y solicitud de licencia de cambio de uso. Este proceso implica el pago de tasas municipales. El objetivo de este punto es conseguir la licencia que permita comenzar la obra. 

Después de la transformación nos encargamos de: 

  • Tramitación de la cédula de habitabilidad, también llamada licencia de primera ocupación. Será validada a través del certificado de un notario que lo verifica.

Tras estos pasos, el  anterior local comercial se convierte oficialmente en una vivienda, acreditado tanto en el Registro de la propiedad como en el Catastro. Desde este momento es posible el empadronamiento en el inmueble y la contratación de suministros y servicios para la vivienda. Servicios que desde Edify también podemos ayudarte a llevar a cabo, ofreciendo el servicio llave en mano completo. 

Ahora te vamos a contar un truco, ya que como sabes somos especialistas en inversión inmobiliaria. Si quieres invertir en un bajo y tu idea es rentabilizarlo con un alquiler o venta, lo más seguro es que quieras agilizar la parte burocrática para conseguir el retorno de tu inversión tan pronto como sea posible. Ahí es donde vamos a ayudarte, para que consigas ahorrar tiempo, evitar problemas y comenzar a recuperar tu dinero. 

  • Te ofrecemos la tecnología para encontrar los locales.
  • Proyectamos la rentabilidad en diferentes modelos operativos.
  • Te garantizamos los tiempos y presupuesto para la reforma.
  • Nos encargamos de todos los trámites administrativos. 
  • Ejecutamos la reforma con el concepto “llave en mano”.
  • Hacemos seguimiento del proceso a través de la tecnología Edify.

En resumen, un local podrá pasar a ser vivienda siempre y cuando no lo impida Título Constitutivo ni afecte a los servicios comunes del edificio, pero con nuestra ayuda no tendrás ninguna duda de que estás fijándote en la opción adecuada. Desde nuestra experiencia te recomendamos tener en cuenta que las normas de hábitat son distintas para cada Comunidad Autónoma.  Se trata de la normativa que detalla las condiciones necesarias para considerar habitable una vivienda en dicha comunidad, como las dimensiones y proporciones mínimas. Por eso para este tipo de transformaciones es mejor contar con equipos profesionales y con experiencia en el sector.