¿Has pensado en alquilar habitaciones de tu vivienda para obtener ingresos extra y “vivir un poco más desahogado”

Esto es lo que se plantearon en 2007 los fundadores de AirBnb, cuando recibieron tres huéspedes en el piso que compartían para ayudar a pagar su alquiler en San Francisco, California.

Fue dos años después cuando los españoles abrimos las puertas de nuestra casa a los primeros viajeros que se movían a través de, la ahora, internacional herramienta. 

Se trata de la plataforma digital referente del sector a la hora de gestionar una escapada que reúne interesados en compartir su casa, o parte de ella, con viajeros que necesitan planear su viaje; desde qué hacer y cómo llegar, hasta ofrecer alternativas para hospedarse. 

Su objetivo a día de hoy es ampliar el mercado de los viajes y conseguir crear un estilo de vida nuevo a raíz de que cada vez más usuarios sean embajadores de su marca, disfrutando del concepto de vivir en un hogar real y disfrutar del lugar como un habitante más, experiencia poco turística y muy flexible.

“tres personas hacen check-in en un alojamiento de la plataforma cada medio segundo”

El dato más sorprendente es que a día de hoy, tres personas hacen check-in en un alojamiento de la plataforma cada medio segundo. Y es que AirBnb cuenta con más de 4 millones de anfitriones y más de 6 millones de opciones diferentes y únicas  repartidas por los seis continentes como son hogares, yurtas, casas en árboles, barcos… 

Por eso desde Edify recomendamos a nuestros clientes invertir en esta modalidad de negocio tan demandada por el consumidor para su ocio personal, práctica que va en incremento, ya que cada vez más parte de la sociedad goza de oportunidades para trabajar en remoto o reunir más días para disfrutar fuera de casa.

La principal diferencia de AirBnb con respecto a los hoteles tradicionales es que su inversión es mínima, ya que su capital son los propios anfitriones y huéspedes de las viviendas y experiencias. La plataforma cobra tanto a anfitriones como huéspedes por el servicio por lo que obtiene ingresos por dos vías, y no dispone de alojamientos propios que mantener, frente a los hoteles que únicamente cobran a huéspedes y además tienen que mantener sus estancias y empleados. 

Un dato llamativo que proporcionamos a nuestros clientes cuando dudan sobre la inversión, es que durante la primera mitad de este año los anfitriones de la plataforma ingresaron de manera agregada casi 40 millones de euros en nuestro país gracias a diferentes eventos y festividades, casi un 40% más que en el mismo período de 2019 y para los mismos eventos. Estos se convierten en una oportunidad de ingresos extra para aquellos que tienen una vivienda en los lugares donde se celebran.

Para nosotros es importante ayudar a nuestros clientes a invertir en alojamientos, que puedan reclamar alta demanda de huéspedes, ya que la ganancia media del anfitrión típico a través de la plataforma es de aproximadamente 4.000€, por lo tanto comprar una casa para alquiler vacacional es un acierto asegurado, ya que la tendencia de reservas va en incremento hacia estos lugares especiales y ha aumentado casi un 50% a nivel global.

Tras la pandemia y la inflación actual, AirBnb ofrece a los anfitriones un escenario nuevo, ya que casi la mitad de los anfitriones afirma que es gracias a los ingresos adicionales que obtienen de la plataforma que pueden hacer frente al incremento de los precios en su día a día. En España la comunidad de anfitriones está compuesta principalmente por particulares, donde ocho de cada diez solo tiene un anuncio que le genere estos ingresos adicionales. 

El aumento de la inflación un 10,2 % en junio de este año está directamente relacionado con el número de nuevos anfitriones en la plataforma, que creció más del 70 % en el segundo trimestre de 2022 en comparación con el segundo trimestre de 2021.

Además, cada vez son más los huéspedes de la plataforma que recurren al hospedaje de otros miembros de la plataforma mientras viajan, más del 25% de los anfitriones en España que afirmaron alquilar su primera residencia aseguraron hacerlo mientras están de vacaciones.

Respecto al perfil del huésped, la plataforma se enfoca en ofrecer turismo respetuoso y de calidad y da mucha importancia a la confianza y seguridad de los anfitriones y huéspedes en sus viajes. En 2022 el 70% de los huéspedes en España afirmó que habían compartido su viaje con miembros de su familia.

El perfil  post pandemia del viajero en España se caracteriza por demandar estancias de larga duración con lugares de trabajo, ideales para los nómadas digitales, ya que ofrece oportunidades turísticas muy atractivas para aquellos que pueden trabajar en remoto. Airbnb alcanzó su pico histórico en el primer trimestre del 2022, aunque ya en 2021 experimentó un crecimiento de casi el 40% en las estancias de larga duración, en comparación a 2019, lo que confirma que millones de personas están aprovechando esta nueva flexibilidad para vivir y trabajar desde cualquier lugar. 

Con toda esta información, entendemos porque muchos definen AirBnb como la empresa más perturbadora para la industria hotelera mundial, ya que es el player que  menos capital invierte en sus alojamientos y recibe ingresos por parte de dos fuentes, los anfitriones y huéspedes.  Esto nos lleva a cada vez contar con más clientes interesados en invertir para alquilar su vivienda a turistas de corta y media estancia, tanto en lugares céntricos de importantes urbes, como en lugares exóticos y alejados que pueden ser paraísos para estos nómadas digitales. 

Por lo tanto, la demanda actual del viajero en nuestro país incentiva a los futuros inversores en el uso de esta técnica de alquiler altamente demandada y a la que no vemos final, ya que no ha cambiado únicamente el tipo de alojamientos en los que disfrutar, sino el concepto del viaje haciendo que los huéspedes puedan sentirse como en casa en cualquier parte del mundo.